lunes, diciembre 21, 2009

"Intentions of Murder" (1964), de Shoei Imamura



Con el cine de Imamura me pasa como con el cine de Tony Richardson, que ya lo comentaba por aquí en una entrada, sin dejar de parecerme un autor interesante, nunca había conectado con sus obras. Quizás por ese hecho, cuando de pronto te encuentras frente a una película de un cineasta con el que nunca habías conectado, que te fascina y con la que por fin consigues conectar a lo grande, la experiencia se convierte en algo bastante más impactante que con otros autores de los que siempre te habías sentido cerca, puede que por la sorpresa de lo inesperado, por lo imprevisible de la experiencia.

Es cierto, que en “Intentions of murder” Imamura es fiel a sus temas de siempre y visualmente, es también una película Imamura cien por cien, pero algo tiene el personaje protagonista femenino, Sadako, que quizás le aleja en cierta forma de otras mujeres en sus películas: aunque siempre hay una cierta distancia, también hay mucha más calidez, y la frialdad y la sequedad con la que siempre ha analizado a sus personajes, aquí me parece que se torna en algo más cercano.
En “Intentions of murder” Imamura analiza la institución matrimonial desde el punto de vista de una mujer. Sadako (Masumi Harukawa) es una mujer prototípica en el cine de Imamura: ama de casa con un hijo, no es la mujer más luminosa del mundo según su marido, que continuamente la humilla haciendo hincapié en su simplicidad y en su ignorancia, se avergüenza tanto de ella y de sus orígenes, que ni siquiera la tiene registrada como su esposa y como madre de su hijo. La monótona, servil y pasiva vida de Sadako sufre un shock cuando una noche en que está sola en casa, irrumpe un ladrón que aunque en un principio solo viene por dinero, acaba violándola. Tras el impacto, la vergüenza de Sadako la hace decidirse por el suicidio; es impensable para una mujer que pertenece a ese rígido Japón patriarcal querer seguir viviendo con la vergüenza. A partir de ahí, Imamura nos muestra la evolución de Sadako: se rebela ante el rol que se espera de ella, sobrevive en vez de convertirse en victima, va entendiendo lo que le va ocurriendo. El ladrón la sigue acosando, pero ella va conociéndose a si misma a través de esta experiencia.

Me parece fascinante lo que Imamura consigue hacer con este personaje femenino y realmente es una película que se ha quedado ya conmigo, sus imágenes vuelven una y otra a mi mente porque me parece impactante el retrato que consigue hacer de una mujer en un principio pasiva, y que poco a se va levantando y tomando el control de su vida, una liberación que no es inmediata pero que Imamura se encarga de ir mostrando de la forma más natural posible. Los hombres que la rodean son débiles tanto física como mentalmente, su marido y su hijo, y el ladrón que aparece en su vida, hombres que de alguna forma reconocen la fuerza de Sadako pero no la quieren fuerte. Sadako es una mujer practica, muy terrenal, una superviviente, quizás un detalle también muy típico de Imamura.

“Intentions of murder” es un melodrama más que un noir, a pesar del titulo; sus imágenes algunas con su característico estilo documental se mezclan con flashbacks y algunas secuencias oníricas, su tono a veces trágico se torna en algo irónico, tan típico también de Imamura, y resulta una película estilizada pero también visceral y terrenal. Y mientras tanto, casi sin darnos cuenta, usando la excusa del crecimiento emocional de una mujer, nos ha hecho un retrato fascinante y punzante de los papeles preestablecidos en el Japón más tradicional. Una película tan subversiva como audaz por la forma en que nos muestra la supervivencia de una mujer en un mundo de hombres.















10 Comments:

Blogger Jesús Cortés said...

Seguramente la mejor que hizo junto a la extrañamente cálida "Kanzo sensei", entre las que median 34 años, que está bien para variar entre tantos directores que concentran lo más interesante en una época concreta.
El título original, traducido, es mejor que el que se ha adoptado por convencionalismo anglosajón, "Llamada al asesinato"

1:40 p. m.  
Anonymous Sergio said...

Hace un par de semanas me regalé el pack hispano para estas fechas de desmadre cinéfilo. Ahora ya sé por cuál comenzar. ¿Lo tienes?, ¿habéis visto los habituales las otras dos?, "The insect woman" y "The pornographers".

6:20 p. m.  
Blogger SSSire said...

si que lo tengo, este pack de Imamura es de lo poco que me he comprado en España este año, gracias a este pack he visto "Intentions of murder". "The insect woman" la vi hace años por primera vez y no me entusiasmó, lo he reintentado ahora de nuevo, y sigue sin entusiasmarme aunque me parece interesante y el personaje femenino está muy cerca del de "Intentions of murder". Lo mismo me pasó con The Pornographers, me atrae el estilo de Imamura pero me deja muy fria.

saludos

10:22 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Las tres son magníficas. Cuesta mucho encontrar un Imamura flojo ("Eiganaika", "Hateshinaki yokubo", "Nianchan", y ni uno más entre las muchas suyas vistas), y aquí echo de menos la excelente "Cerdos y acorazados" para completar su inolvidable primera etapa; después vendrán otras joyas del calibre de "El profundo deseo de los dioses", "La venganza es mía", "La desaparición de un hombre" o "Lluvia negra", antes de llegar a las Palmas de Oro, etc. etc. Eso sí, la edición de la colección FNAC se ve bastante peor que sus respectivas ediciones a cargo de Criterion, donde la diferencia de precio está compensada con creces.

http://www.diariodesevilla.es/article/ocio/585387/humanidad/ancha.html

Bye!!!

6:49 p. m.  
Blogger Jesús Cortés said...

Sí, "The insect woman", muy cercana a Teshigahara, que me gusta poquito, tampoco me parece de las mejores. "The pornographers" quizá en manos del Masumura más "serio" sería realmente buena, pero se queda un poco a medias.
En los últimos meses he visto dos docenas de pinkus y rarezas japonesas y la verdad es que hay cosas realmente aberrantes y enfermizas; ninguna redonda pero todas muy locas. Estas más populares son la punta del iceberg y el tal Miike un tipo bastante normalito, un exhibicionista de barriada.

12:50 p. m.  
Anonymous Sergio said...

¡Peliculón!.La más emocionante de las tres del pack de largo y visualmente la más apetitosa (la menos hablada no en vano), la mejor medida en su metraje y la contada de forma más subyugante.

Las otras dos, que he visto antes, también me han parecido bastante atractivas, pero no ha habido manera, ha sido llegar las imágenes de "Intentions of murder" y por mucho que uno intente apreciar constructivamente los valores de sus compañeras, el arrebato cegador lo ha devastado todo.

Me gusta en "The pornographers" los trapicheos de ese mundo masculino con el celuloide y los asuntos del sexo, esa búsqueda del congraciarse con la animalidad que la sociedad convencional no permite. Tiene un puntito de locura chulo, pero me parece algo larga y parlanchina.Y eso que "intentions" dura media hora más, pero se pasa en un suspiro.

"The insect woman" no está mal, la veo más faltada de virtudes que sobrada de pegas, pero comento como simple curiosidad que habiéndome pillado virgen con el Japón sesentero-moderno esperaba un punto de ruptura muchísimo mayor con los clásicos, argumentalmente también, y me encuentro con una historia de prostitución, como si esto fuera Mizoguchi (aunque el prisma y las intenciones sean completamente diferentes, claro).

Saludos y muchas gracias por los links y los comentarios.

Sergio

2:14 a. m.  
Blogger SSSire said...

Sergio,

y no te olvides de la escena del tren, que es realmente maravillosaaaaaaaaaa :-)))

12:11 p. m.  
Anonymous Sergio said...

Me gusta esa escena porque me gusta la ambigüedad de esa love story rara y algo macabra, porque los sentimientos de ella por él no me parecen fácilmente definibles y eso no es usual en el cine. Lo más habitual sería caer en la inercia de "se va enterneciendo poco a poco".

Y las dos versiones que cuenta ella de su historia de adolescencia. Y la "abuela", brrrrr.Que por cierto, qué personaje protagonista dibujado con tan acertados grises y qué espléndida está la actriz Masumi Harukawa, y qué preciosidad de mujer, "gorda" la define el personaje del marido.

Pero es que funciona tan bien "Intentions of murder" que es difícil destacar escenas, está maravillosamente engranada. Qué personaje el de la compañera de trabajo y qué final tan arrollador :-)

3:15 p. m.  
Blogger SSSire said...

Hablando de historias de amor macabras y bizarras (japonesas), ¿conoceis a Masaru Konuma??? Un amigo francés me habló de él hace unos meses y la verdad es que es un director que ni me sonaba. Por lo visto en Francia lo están descubriendo de alguna forma ahora porque sus pelis se han editado en dvd y se han incluido en festivales. He visto alguna pelicula suya y la verdad es que no es de los mios pero si que me parece interesante de alguna forma.

Agradeceria vuestras opiniones si alguno lo conoceis :-))

saludos

5:30 p. m.  
Blogger Jesús Cortés said...

Conozco sólo 3 y no me gustaron. Inconsistentes, forzadas y mucho menos extrañas que simplistas y aburridas.

8:36 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home