sábado, diciembre 09, 2006

Michael Dudok de Wit




La primera vez que tuve la oportunidad de acercarme al trabajo de Michael Dudok de Wit fue cuando uno de sus cortos de animacion fue nominado a los Oscars, que luego tambien ganó. "Father and Daughter" (2000) fue emitido en el canal plus junto al resto de los cortos nominados y lo pillé casi por casualidad y me acuerdo que lo vi en compañia de mi padre. A los dos nos encantó, fue una revelacion ver esa pieza de apenas 8 o 9 minutos que habla del paso del tiempo a traves del cambio de las estaciones. A los pocos años volvi a verla y mi padre ya no estaba y la conexion emocional que senti con este corto maravilloso fue mucho mayor, y quien lo haya visto quizas me entienda porque hay obras que estan directamente conectadas con nuestras vidas.

El segundo corto que vi de Dudok de Wit fue "El monje y el pez" (1994) y aqui el trabajo de este dibujante volvió a encandilarme. 6 minutos fascinantes de un pequeño monje obsesionado por cazar a un pez esquivo, ambos moviendose al ritmo de la musica de Corelli, una obra alegre, viva y llena de energia, una historia muda que a medida que avanza va adquiriendo tintes simbolicos.

Y ahora por fin ha llegado hasta mi su ultima obra "The aroma of Tea" (2006), que ni siquiera aparece en imdb todavia pero si que ha sido ya presentada en varios Festivales de animacion, creo. Aqui Michael Dudok de Wit riza el rizo, y cuenta su historia en apenas 3 minutos y ademas abandonando totalmente la estructura narrativa. Durante 3 minutos el espectador sigue a un pequeño grano, una pequeña forma redonda negra a lo largo de un viaje tambien moviendose al ritmo de la musica de Corelli, que le imprime un ritmo de lo mas fascinante. A simple vista parece un corto experimental sin argumento aparente, pero Dudok de Wit es un artista intuitivo, sencillo y muy directo a quien no le gustan los juegos retorcidos con el espectador y en definitiva lo que nos cuenta es la base de una separacion para terminar en un reencuentro. En esta ocasion el pincel de Dudok usa el té para dar forma a sus figuras, algo extraño pero no sé porque, en un artista tan conectado a la naturaleza como él no me sorprende.

"El aroma del té"


Desde que lo conoci este artista holandes me tiene totalmente encandilada, su estilo grafico estilizado y sencillo, sus acuarelas, la eleccion de las musicas y esa sensibilidad para llegar al espectador solo me hacen desear y esperar que alguna vez se decida a hacer un largo.

Sirva este pequeño comentario para que quien no se haya acercado todavia a Michael Dudok de Wit, lo busque y lo encuentre .-)))

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Ninovska said...

Ah, yo he visto estas películas gracias a ti, Sire. Es un director que atrapa, te deja encantada viendo sus imágenes y luego no sabes muy bien señalar el porqué.

Ninovska de noche

12:01 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home