martes, noviembre 14, 2006

A scanner darkly (2006): Dick por Linklater

Un proyecto atractivo como pocos adaptar la novela de Philip K. Dick. Terry Gilliam lo persiguió en los 90 y más tarde Charlie Kauffman escribió un guión. Definitivamente ha sido Richard Linklater el que se ha llevado el gato al agua. Para adaptar el alucinado mundo que refleja la novela Linklater ha elegido una técnica consistente en filmar la película y despues animar fotograma a fotograma sobre los actores reales (técnica que ya utilizó en Waking Life). El resultado es una sensación de irrealidad que no le viene nada mal a la película, pero que sin embargo hace que se pierda la expresividad de los actores. Creo que estéticamente es sorprendente y llega a impresionar pero por momentos también a molestar. Una de las ventajas de usar esta técnica ha sido la facilidad de introducción de efectos especiales.

Bob Arctor (Keanu Reeves) es un yonqui de poca monta adicto a la Sustancia D (plaga que azota la ciudad de Los Angeles), que acepta un trabajo como agente de narcóticos para averiguar sobre su grupo de colegas, entre los que se encuentran su chica Donna (Winona Rider) y Jim Barris (Robert Downey Jr.). Una vez ha entrado en este juego, le será difícil distinguir entre el Bob yonqui y el Bob policía, comenzando un viaje paranoico que no conduce a ninguna parte. Dentro de una trama que camina entre la ciencia-ficción y el thriller, A scanner darkly es realmente una novela de personajes y con fuertes tintes autobiográficos. Y con un tema central clarísimo: las drogas. Yo la situaría en la tradición de los trópicos de Henry Miller y la brutal "El almuerzo desnudo" de William S. Burroughs.

En cuanto al guión adaptado, creo que hay que felicitar a Linklater, porque ha captado y reflejado la novela perfectamente. Está claro que el material de donde parte es de primera calidad: una novela impresionante, divertida, desoladora, sentida y paranoica como pocas. Todos estos elementos han sido llevados a la pantalla. También se ha elegido muy bien los fragmentos a eliminar (pocos, la verdad) que en ningún momento restan uniformidad a la película. Todo lo necesario está ahí. También se nota la admiración y el respeto que siente Linklater hacia Dick, con varias citas a descubrir (hay que estar muy atentos) y por la inclusión casi íntegra del epílogo de la novela.

En resumen, novela/película totalmente recomendable. Quien lea/vea A scanner darkly no puede acabar siendo la misma persona a su finalización. Y para mi, lo mejor de Linklater, un director que me había dicho bien poco con la prestigiosa Before Sunset.
What does a scanner see? Into the head? Down into the heart? Does it see into me? Into us? Clearly or darkly? I hope it sees clearly because I can't any longer see into myself. I see only murk. I hope for everyone's sake the scanners do better, because if the scanner sees only darkly the way I do, then I'm cursed and cursed again.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Sire said...

Vaya por dios que lujazo, gracias mil .-)))

3:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home