miércoles, noviembre 08, 2006

The hired hand (1971), de Peter Fonda



Hay pelis que te llegan rodeadas de un cierto prestigio (o no) y cuando las visionas parece que ya lleven un bagaje con el que tengas que batallar, sin embargo hay pelis que te llegan libres, sin informacion, sin ese "pretendido" reconocimiento, o por lo menos, si lo tienen, a ti no te habia llegado anteriormente. Esta peli que he visto muy recientemente pertenece al segundo grupo: no sabia nada de ella, ni sabia que fuera la opera prima de Peter Fonda, ni sabia de que iba ni nada de nada, y sin embargo me cautivo desde esa hipnotica primera escena, que es como un prologo: imagenes y musica (pocas veces una musica se ha compenetrado tanto y tan bien con unas imagenes) que describen perfectamente la esencia de los dos protagonistas masculinos.


El argumento es muy simple, Harry (Peter Fonda) lleva siete años deambulando y vagando en compañia de su amigo del alma Arch (Warren Oates), ambos son dos espiritus libres, que huyen de las ataduras, y ya en esta primera parte ocurre algo que a Harry le hace le hace sentirse culpable o consciente de alguna forma, de que el tenia otra vida antes de emprender este camino nomada. Siete años atras dejó una esposa y una hija y de repente decide volver a la granja que dejó atras, y vuelve, y lo que se encuentra puede que sea algo que hemos visto mil veces antes en otra peli del oeste pero desde luego la forma en que los personajes de Fonda van resolviendo las circunstancias de su vida, no tienen nada que ver con otros que hayamos podido ver antes en alguna peli del mismo genero.


Desde el primer momento, esta peli se va deslizando suavemente a medida que sus personajes se nos van revelando, ricos y muy complejos, hay muchas cosas que no se dicen literalmente pero el espectador va captando entre lineas, y van evolucionando sin que apenas nos demos cuenta. El lazo afectivo de los dos amigos ni siquiera se ve alterado cuando llegan a la granja y aparece el personaje femenino, el de la esposa, aunque bajo la superficie aparentemente calmada, si que hay una inquietante tension. El personaje de Verna Bloom es un soplo de aire fresco en relacion al arquetipo de mujer al que estamos acostumbrados en cualquier peli del oeste o por lo menos con unos angulos que la convierten en una mujer libre a pesar de las ataduras a las que esta sujeta, es seca, totalmente sincera y a su manera mucho mas honesta que ellos.

Quizas una de las cosas que mas me hayan fascinado en esta peli haya sido la fuerza de las imagenes de Vilmos Zsigmond, esa forma de retratarnos el oeste, muy lirica pero violenta en momentos muy puntuales, y el montaje, que la verdad es que no entiendo de estos detalles tecnicos, pero hay momentos en que estos hombres parece que mas que cabalgando fueran flotando sobre nubes o sobre el agua.
Viendo "The hired hand" no puedes mas que preguntarte, cuantas joyas del cine hay todavia por ahi escondidas.

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger abcdefg said...

Una historia de amor entre cowboys bastante más emotiva y creible que la de Brokeback mountain (aunque no se den por culo).

10:51 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home