lunes, julio 13, 2009

"La séptima victima" (1943), de Mark Robson




Es extraño el efecto que algunas películas producen en nosotros; algunas las ves y las olvidas, otras las revisas y se despliegan y se muestran cada vez más fascinantes, y en cada nuevo visionado se van revelando con momentos nuevos y diferentes. Val Lewton es el productor de “La séptima victima” y Mark Robson la dirigió contra viento y marea; a Lewton se le ofreció la oportunidad de tener un presupuesto importante a cambio de que olvidara su empecinamiento de que la rodara el desconocido Robson, sin embargo Lewton renunció a ese presupuesto y se conformó con el pequeñísimo reservado a las series B, pero conservó a Robson, que ya había trabajado con él y con Tourneur como montador (I walked with a zombie, Cat People y The Leopard Man). Esta sería la ópera prima de Mark Robson, que no recuerdo que luego hiciera nada tan brillante como esta “La séptima victima”, y que en mi opinión está a años luz de cualquier cosa que rodara luego, probablemente influencia de su colaboración con el imaginativo Lewton. Y desde luego viendo esta película, podría parecer perfectamente una película de Tourneur, pero no, lo que lleva es la marca de Val Lewton en la mayoría de sus escenas y me imagino que tambien lleva implicito todo lo que Robson aprendió montando las escenas de las películas de Tourneur.

Mary Gibson (Kim Hunter) se ve obligada a dejar el carisimo colegio católico donde estudia, porque su sofisticada hermana Jacqueline (Jean Brooks), que se ha hecho rica fabricando perfumes, deja de pagar las facturas. La directora del internado le informa a Mary que tiene dos opciones: o dejarlos, o ganarse la estancia trabajando; Mary preocupada por el silencio que ya dura seis meses de su hermana, se decide a abandonar la seguridad de lo que le rodea para adentrarse en un mundo desconocido hasta ahora para ella, Nueva York. Desde el mismo momento en que llega a la gran manzana, se pone a la búsqueda obsesivamente de su hermana Jacqueline, y durante esta primera media hora “La séptima victima” es una especie de historia de detectives: Mary busca, investiga, conoce personajes, y todo lo que vemos lo vamos conociendo gracias al punto de vista de ella. La inocente Mary, que hasta ahora había vivido en una especie de mundo privado y seguro, de repente se ve inmersa en un mundo desconocido y oscuro, donde se le van revelando detalles turbadores. El suyo es un viaje iniciático hasta cierta forma.



Justo a la media hora aparece Jacqueline y digo aparece, porque vuelve a desaparecer casi inmediatamente. La suya ha sido una aparición fantasmagórica, silenciosa y casi parece un zombie. Desde el mismo momento en que que la sofisticada e interesante Jacqueline hace su aparición, ya el tono de la película cambia. Ya no vemos solo el punto de vista de Mary, ahora ya podemos ver a otros personajes acaparar de alguna forma la atención, personajes todos con miles de aristas y recovecos, ninguno de ellos tiene ni una sola aparición gratuita. Poco a poco Mary también empieza a descubrir cosas sobre su hermana, no es la Jacqueline que ella ha conocido, le cuentan que tiene tendencias suicidas, que se ha casado en secreto, que no es feliz, y que forma parte de una extraña sociedad secreta, una especie de secta demoníaca, “Los Paladistas”


“La séptima victima” como buena película de serie B sólo dura 70 y poquísimos minutos, pero desde la primerísima hasta la ultima escena, no dejan de pasar cosas, no dejamos de conocer a personajes atormentados, todos van a la búsqueda de algo, tan fascinantes que cualquiera de ellos podria ser el protagonista de otra pelicula. Extrañamente, los personajes que rodean a Mary parecen luchar todos contra sus demonios interiores, sus infelicidades latentes, y cuando conocemos a los miembros de la secta, aparentemente son personas de lo mas estables y agradables, demasiado agradables. Esos detalles de película de terror aparecen luego en las películas de Polanski y de Hitchock, el terror de lo cotidiano...

La densidad del guión es otro punto que tendría que destacar, un guión que muchos han tachado de irregular y lleno de agujeros que no llevan a ninguna parte, pero no le veo defectos, sinceramente, es una película plagada de detalles que me fascinan:

- las referencias literarias (las Bronte, la novela gótica, John Donne y sus sonetos, y sigue),
- el argumento detectivesco se construye sobre una suerte de puzzle que podemos ir desentrañando como una película de misterio maravillosa (los paladistas, el significado del numero 7 que aparece por todas partes),
- la dualidad entre las dos hermanas (una que empieza a recorrer un viaje iniciático, la otra que está en pleno viaje terminal),
- más dualidades: continuamente hay personajes que son el opuesto del otro, como la noche y el día, el querer seguir viviendo y el querer morirse..

Y luego están las famosas escenas marca de la casa “Lewton” que son igual de arrebatadoras que el guión: la huida nocturna de Mary acosada por alguien desconocido durante ese viaje en metro, o esa persecucion nocturna de Jacqueline escapando de un asesino paladista que es una pesadilla hecha realidad. Y mi escena favorita, aquella en que la secta durante toda una tarde intenta que Jacqueline acabe con su vida, toda una tarde esperando pacientemente a que Jacqueline se tome una copa envenenada y mientras tanto la iluminación de Nicholas Musuraca va metamorfoseándose al ritmo del tempo de la tarde. Al final, acaba siendo una escena oscura, por que ya es de noche y solo los rostros se ven turbadoramente iluminados.

No le encuentro defectos a esta película, me fascinan no sólo sus personajes, sino la inventiva visual que despliegan entre todos y el subtexto de algunos temas que plantea; la iluminación y la densa atmósfera fantasmagórica es durante toda la película una metáfora del estado mental y emocional de sus personajes. Una pelicula con uno de los finales más arriesgados y desoladores que he podido ver en una película, y todo sólo y simplemente gracias a un penetrante sonido, así, sin más.




11 Comments:

Blogger jesús cortés said...

Una de las grandes películas de los años 40, tan buena como las mejores de Tourneur y entre las mejores de terror de todos los tiempos, de la estirpe de "Nosferatu", "Vampyr", "Vargtimmen", "I vampiri" o "L´orribile segreto del Dr. Hichcock".
Cosas de "La vie nouvelle" me recordaron a ella.

11:24 p. m.  
Anonymous Carlos C. said...

Extraordinaria.
Para mí la mejor del ciclo RKO-Lewton y una de mis diez películas favoritas de siempre.

Un saludo.

11:40 p. m.  
Blogger Ángel López said...

Hola, Sire.

Hace tiempo que tengo tu blog en mis favoritos (me gusta de verdad), pero soy muy perezoso para escribir.

Hoy lo hago para comentarte una curiosidad. «La séptima víctima» y «La mujer pantera» tienen el mismo año de producción, aunque ignoro en qué orden fueron rodadas. Comparten buena parte del equipo, incluidos algunos actores y personajes. Por ejemplo, Tom Conway interpreta en ambas al Dr. Louis Judd, y Elizabeth Russell (la Cat Woman de la película de Tourneur) tiene un misterioso papel en la de Robson. Mira aquí:

http://cinexilio.yuku.com/sreply/10970/t/-quot-La-sptima-vctima-quot-1943-joya-de-Val-Lewton.html

Ángel López

11:41 p. m.  
Blogger Trelkovsky said...

Que curioso.

Pues según imdb estas son las fechas de rodaje:

Cat People:

Filming Dates
28 July 1942 - 21 August 1942

The seventh victim:

Filming Dates
5 May 1943 - 29 May 1943

9:04 a. m.  
Blogger SSSire said...

Angel,

que bien verte por aqui y me hace gracia lo que dices sobre tu pereza, a mi también me pasa y me gustaria escribir algo más pero la pereza me gana a vecesss, de todas formas para eso tenemos el Top-5 del mes, es una forma de combatirla :-)),animate y comparte con nosotros tus mejores del mes :-))

Sobre lo que cuentas y en particular lo referido a Elizabeth Russell es interesante; es una actriz que me llamó la atención siempre. En Cat People aparece sin acreditar, en la de Robson sí que aparece acreditada pero hace igualmente un personaje misterioso. Es interesante su personaje de Mimi en la La séptima victima, casi mi personaje favorito de esa peli, diria yo. Tambien la vi en "The corpse vanishes" y en esta peli tambien llamaba la atencion por su aura de misterio.

Segun las fechas de rodaje de ambas peliculas, parece que la de Robson fue antes, que cosas, yo hubiera apostado por lo contrario.

¿Algun libro interesante que podais recomendar sobre Val Lewton???

2:12 p. m.  
Blogger SSSire said...

Rectifico, la de Cat People fue antes, que confundi las fechasss :-(((

2:14 p. m.  
Blogger jesús cortés said...

No sobre Lewton, sobre todo Tourneur, prueba con este, que es estupendo

http://www.amazon.com/Jacques-Tourneur-Nightfall-Chris-Fujiwara/dp/0801865611

2:46 p. m.  
Blogger SSSire said...

Jesús,

cierto, es estupendo el libro de Fujiwara, me lo compré el año pasado y fue un acierto.

4:02 p. m.  
Blogger jesús cortés said...

Por cierto, ¿qué te parece "The curse of cat people" de Wise?
No tiene nada que ver con la Tourneur prácticamente, conceta más con el cine de fantasmas de los 40, "The uninvited" y todas aquellas e incluso con "Night of the hunter". Me aprece un film mágico

6:51 p. m.  
Blogger SSSire said...

"The curse of the cat people" no me entusiasma, bueno, la verdad es que Robert Wise no me entusiasma en general. Es cierto que no tiene nada que ver con Cat People; la de Wise no es tanto de terror como de fantasmas como dices; se supone que Wise quiere contar una especie de fairytale donde estan la bruja,el hada, etc, etc y donde la niña va descubriendo un mundo nuevo y desconocido (como en la peli de Laughton, si). El problema para mi es que Wise se centra demasiado en la niña y sus padres y se olvida un poco de ciertas átmosferas. Por ejemplo, si no recuerdo mal, el argumento en torno a la vieja y su hija fue lo que me resultó mas atractivo (Elizabeth Russell de nuevo)y creo que toda esa parte no la aprovechó como deberia, resulta todo muy superficial. E Irena como hada/angel no me entusiasmó tampoco, aunque supongo que tiene que ver con gustos personales. Eso si, visualmente la recuerdo estupenda.

10:29 p. m.  
Blogger jesús cortés said...

De Wise aparte de lógicamente "The sound of music", merecerían una reconsideración la muy negra "Odds against tomorrow", la primera parte de "The Andromeda strain" es fabulosa, está desaprovechada pero alumbra grandes posiblidades "Two for the seasaw" y en el ciclo de Lewton, es excelente "The body snatchers", sobre uno de mis libros favoritos de Stevenson.

6:47 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home