lunes, junio 28, 2010

The Breaking Point (1950), de Michael Curtiz



Un amigo tiene la teoria de que a Michael Curtiz le hizo más mal que bien ser el director de Casablanca porque cuando se menciona a Curtiz, haber sido el director de Casablanca ensombrece todo lo demás que hizo y casi solo se le conoce por haberla dirigido. El caso es que últimamente he tenido la ocasión de ver varias de sus peliculas y casi tendria que coincidir con esta teoria; Curtiz tiene autenticas joyas del cine de aventuras, del cine negro y siguen siendo muy desconocidas, subestimadas por el publico en general. Y cuando creia haber visto la que para mi era la mejor de sus peliculas, y que inclui en el top del mes pasado creo, The Unsuspected, ahora me encuentro con The Breaking Point, el ejemplo más claro del talento de Curtiz para llevar cualquier pelicula, cualquier encargo, a su terreno más personal.

“The Breaking Point” es la adaptación de un relato corto de Hemingway que ya habia sido llevado antes al cine por Hawks interpretado por Humphrey Bogart, “Tener y no tener”. Parece ser que esta segunda versión fue algo más fiel al relato original sobre todo profundizando en el terreno más social del contexto historico en que vivia Estados Unidos intentando recuperarse tras una guerra, y aquí el personaje protagonista, Harry Morgan, brillantemente y visceralmente interpretado por John Garfield, es un hombre que intenta a toda costa sacar a su familia adelante intentando sobrevivir a las duras condiciones economicas que le rodeaban.

Harry Morgan es el propietario de un barco de pesca, el Sea Queen, que sobrevive muy duramente alquilandolo a partidas de pesca privados. No solo tiene que luchar diariamente a la presión de que el barco le sea embargado sino ante la presión de su esposa que le intenta convencer un dia tras otro en que la seguridad economica está en cultivar lechugas en la granja de su padre. En una de estas partidas de pesca, Harry es traicionado por un cliente que desaparece sin pagarle y Harry se ve obligado a usar su barco para transportar ilegalmente inmigrantes chinos desde Mejico hasta California. Aquí empiezan los problemas de Harry, porque una vez sumergido en estos negocios turbios, se ve completamente engullido por los problemas.

Curtiz sitúa su historia en un pueblo pesquero y desde un primer momento nos sumerge en la vida familiar de su protagonista, un hombre desesesperado por mantener a su familia a flote a pesar de los contratiempos. El naturalismo de las primeras escenas me recordaron a Renoir y a Fritz Lang y aunque básicamente esta película es un noir, si es cierto que aquí hay una mezcla de muchos detalles lo que hacen esta película difícil de etiquetar en un genero determinado, los diálogos entre los diferentes personajes son directos, imprevisibles, arriesgados, cosa que me sorprendió mucho porque en mi opinión se salían un poco de lo típico del cine americano de la época al que estoy acostumbrada.
Y el detalle mas brillante para mi de esta extraordinaria película, es que puedes reconocer en The Breaking Point una de las pocas muestras del cine más social y mas contestatario del cine americano camuflado bajo un típico producto de Hollywood y prueba de ello, no es solo la vida familiar de Harry Morgan, con esas discusiones familiares con su esposa sobre el dinero y lo difícil de la supervivencia, sino la prueba más clara de esto es el contundente plano final, toda una declaración de intenciones. Encubierto bajo un aparente happy ending, Michael Curtiz estaba construyendo paralelamente uno de los planos finales mas hermosos y desesperados del cine americano.











3 Comments:

Anonymous Roberto Amaba said...

Maravillosa película. "To have and have not", creo que sólo la puede superar en fama, porque, en realidad, "The breaking point" no tiene nada que envidiarle.

Un saludo.

11:48 a. m.  
Anonymous Sergio said...

Otro mal a considerar es cuánto se minusvaloran injustamente las películas más populares de un autor al estar tan sobadas por la mítica cinéfila. Temo que películas como "Casablanca" tienen peor prensa de la que merecen entre la cinefilia más inquieta al aparecer como "agotadas" ante nuestros ojos, pero que su valor intrínseco es mayor del que parece.

Una perla secreta que adoro de Curtiz es "The sea wolf", aunque me da algo de miedo revisarla porque es un excelente recuerdo juvenil de esos que perecen cruelmente en la edad adulta :-))

3:50 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Way соol! Some very valid points! Ι apprеcіate you
penning thіѕ pοst plus the rеst of the site is really
good.

Also visit my ωebpage - simply click the following web site

10:24 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home