sábado, abril 11, 2009

"Celia" (1988), de Ann Turner



Había oído hablar de esta película pero nada me había preparado para una experiencia tan gratificante. No es sólo una película para disfrutar durante su visionado, sino que perdura en la memoria quizás porque he reconocido en ella sensaciones de la infancia, recuerdos y emociones algunas ya olvidadas, algo muy parecido a lo que me ocurre con otras películas, por ejemplo con "El Río" de Renoir"..., pero que grande es esto del cine cuando consigue aunarlo todo y llevar al espectador a reconocerse e identificarse con lo que sucede en la pantalla dejándote el poso de sus imágenes en la memoria ya para siempre.

"Celia" es una película sobre la infancia, sobre los miedos y la imaginación infantil cuando tienen que ser confrontados con la realidad más cotidiana. Celia es una niña inquieta, rebelde e inteligente con una imaginación exacerbada probablemente alimentada por la gran figura femenina de su vida que es su abuela, y que cuando empieza la película, acaba de fallecer. Vive con sus padres, y a través de sus ojos contemplamos de una especial manera la paranoia anticomunista porque sus padres son fervientes anticomunistas. Cuando empieza la película, Celia está a punto de cumplir nueve años, su abuela acaba de fallecer, una plaga de conejos amenaza los campos y al mismo tiempo una nueva familia se muda a la casa vecina, una familia que parece el sueño de todo niño, con una madre luminosa y con unos niños que no parecen saber lo que es la represión. Todos estos detalles son los cimientos que producen la nueva aventura en la vida de Celia, su imaginación florece viendo monstruos que nadie más ve por la noche, reconociendo actitudes en los mayores que hasta ahora no había reconocido y confrontándolos con la realidad.

El retrato de la infancia que hace Ann Turner en esta su opera prima es especialmente atractivo porque en ningún momento es un retrato sentimental sino directo y a veces cruel y brutal sobre la visión del mundo que tiene esta niña, los ambiguos códigos morales de los adultos son puestos en cuestión continuamente por medio de su relación con el entorno. Algunos la han clasificado dentro del género del terror, pero no estoy de acuerdo..., para mi es más bien un cuento sobre la infancia: provocador, inquietante y emocionante en muchas escenas maravillosas sobre todo las relacionadas entre Celia y su padre.

Como he dicho antes, esta película es una experiencia para disfrutar porque para algunos permanecerá en la memoria mucho después de vista.




2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Una pregunta. ¿EL DVD de Second Run trae algún tipo de subtítulos? Gracias.

9:01 a. m.  
Blogger SSSire said...

que va, ningún tipo de subtitulos. saludos

11:21 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home