domingo, marzo 08, 2009

"Night on the Galactic Railroad" (1985), de Gisaburo Sugii



Esta es una de las películas mas melancólicas que he visto y es una melancolía que se respira en cada fotograma a través de las miradas de sus personajes, del significado de ciertos silencios y de la imaginación que despliega su director, Gisaburo Sugii, pero es una belleza visual que tira hacia ciertos minimalisimo, a mi entender, y que es quizás lo que mas me atrae de este viaje onírico que emprende su personaje protagonista: Giovanni.

La primera media hora de la película es una especie de prólogo hasta llegar al verdadero germen de "Noche en la estación Galaxia": vamos viendo a Giovanni en su rutina diaria; es un niño (aunque es un gato como el resto de los personajes, pero este detalle es una banalidad) que lleva sobre sus hombros la carga de la responsabilidad (como los niños de Miyazaki), le vemos en el colegio, le vemos en un trabajo que tiene en una tienda y le vemos en su casa cuidando de su madre, aunque a su madre enferma no la vemos en ningún momento, solo oímos su voz desde otra habitación. Durante estos momentos de su vida diaria ya comprobamos que Giovanni es un niño desubicado, muy introspectivo quizás influido por esa enorme carga que lleva y también comprobamos por un par de frases que la ausencia de su padre es otro tema traumático para él. Giovanni sufre un nuevo rechazo por parte de sus compañeros de colegio durante el Festival de las Estrellas que se desarrolla en su pueblo y durante su vagar nocturno de repente se encuentra frente a un enorme tren que se detiene frente a él.

Este es el gran momento de esta fascinante película porque aquí es donde empieza una experiencia no sólo para Giovanni sino para el espectador. Giovanni y nosotros con él, nos sumergimos en todo un mundo irreal y etéreo, porque cuando se sube al tren, éste está vacío, pero poco después se le une su mejor amigo, Campanella y ambos inician un viaje entre fantasmagórico y surrealista. Personajes que suben y que bajan y que van conociendo los dos amigos, todo esto bajo un tono como he dicho antes muy melancólico y de una tristeza casi nihilista. La película transcurre casi toda de noche en un viaje iniciático donde Giovanni va comprendiendo lo que es la vida, lo que es abandonar la infancia para madurar con ciertas cuestiones sobre la vida y la muerte y donde esencialmente y a través de este hermoso viaje onírico va interpretando ciertas metáforas que se le van mostrando para ir comprendiendo el sentido trágico de la vida humana.

Película muy serena, calmada, compleja y oscura, con muchos primeros planos de sus personajes donde llama especialmente la atención la mirada curiosa y fascinada de Giovanni sobre todo lo que se le va mostrando y donde también me llamó la atención los silencios tras las breves conversaciones, todo es una excusa para analizar las relaciones humanas y para reflexionar sobre el paso de la inocencia a la vida de adulto. Recuerdo que cuando vi Chihiro en su día me alucinó el viaje en tren de esa niña porque para mi no dejaba de ser una pequeña película dentro de la película: una especie de reflexión sobre todo lo que estábamos percibiendo en Chihiro, y "Noche en la Estación Galaxia" es lo mismo pero a un nivel más arriesgado y a pesar de ser una adaptación de un cuento para niños, personalmente no se la pondría a un niño. Una de las películas mas hermosas que he tenido la suerte de poder ver.












8 Comments:

Blogger jesús cortés said...

Hola:
He visto "Wendy and Lucy" y la verdad es que me ha defraudado. Se escapa entre las manos de poco que ofrece. El minimalismo a veces es demasiado mínimo para mi gusto. No tiene ni misterio ni algo que subyace pero no se cuenta, ni garra, ni nada. Comparada con ella, "Goodbye Dragon Inn" parece tan densa como "Los Hermanos Karamazov".
No sé a tí qué te pareció. Imagino que te habrá gustado más que a mí viendo tu lista de febrero

2:33 p. m.  
Blogger SSSire said...

A mi Kelly Reichardt me parece una grandisima directora precisamente por ese minimalismo que comentas, en apenas dos pinceladas me está contando todo un mundo de emociones, de realidad cotidiana y porque no, todo un retrato sociologico bestial del mundo en el que nos ha tocado vivir. Con todo lo que me gustó "Old Joy", sin embargo creo que esta "Wendy y Lucy" es su mejor peli precisamente porque consigue llevar el "menos es más" hasta su esencia más pura: cualquier pequeño detalle cotidiano se convierte en un mundo de complejos matices.

Ademas que me encanta el partido que le saca siempre la Reichardt al entorno, a la luz natural y lo bien que controla el espacio, con su mirada algo voyeur oteando pudorosa siempre desde cierta distancia. Yo es que desde que la vi no me la he podido quitar de la cabeza.

Ya de por si el hecho de que en USa se haga una peli como ésta es un autentico gozo.

9:10 p. m.  
Blogger jesús cortés said...

Entiendo lo que dices. Yo prefiero a David Gordon Green, pero Reichardt me gusta, de otra manera no buscaría sus películas. Esta me ha parecido insuficiente. Creo que cualquier película importante transmite muchas sensaciones, da igual si las pone en primer plano o no. A mí no me ha llegado el drama de la chica; se me ocurren tres o cuatro preguntas para ella que la ficción (la puesta en escena, llámalo como quieras) no me ayuda a responder y de eso se trata. De todas formas prefiero "Wendy and Lucy" a cosas hiperbólicas tipo "Benjamin Button" que me hartan a los 10 minutos.

6:02 a. m.  
Blogger SSSire said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

2:45 p. m.  
Blogger SSSire said...

La ultima de Fincher la tengo pendiente desde hace siglos pero me da una pereza porque es lo que dices, me huelo que al rato de empezarla ya voy a estar mortamente aburrida. De todas formas le tengo que dar una oportunidad, aunque creo que es larguisssima...

A mi tambien me gusta mucho David Gordon Green, creo que lo unico suyo que no me ha hecho pizca de gracia ha sido "Pineapple Express", pero es uno de los directores americanos mas interesantes. Has visto "Snow Angels"??? Maravillosa.

¿Y "Shotgun Stories" la has visto??? Pertenece tambien a lo mejor que vi el año pasado junto a "Snow Angels".

2:47 p. m.  
Blogger jesús cortés said...

De "Benjamin Button" sólo se salva Julia Ormond. Últimamente ando muy en desacuerdo con "la opinión oficial". No me gusta esa película, ni "There will be blood", ni "Waltz with Bashir" ni "Revolutionary road", ni no sé cuál más. Me pareció pasable "The wrestler" aunque debe influir el subidón de oir "Round and round" en pantalla grande. Otros quizás habrán crecido con Natalie Merchant, yo prefiero el hard rock.

3:12 p. m.  
Blogger SSSire said...

De las peliculas que mencionas sólo me entusiasma "There will be blood", y "The Wrestler" me parece una peli decente teniendo en cuenta como está el patio americano. "Revolutionary Road" aunque no me parece una mala pelicula no me gustó nada, siempre he dicho que Sam Mendes hace pelis sin alma, cuadros preciosistas pero que a mi no me interesan nada; otra que me pareció horrorosa fue "The Reader". "Vals con Bashir" me parece totalmente sobrevalorada. El caso es que las terna de pelis oscarizables de este año ha sido un horror creo, arriba la mediocridad porque por ejemplo en una peli como la de Danny Boyle "Slumdog Millonaire" se concentra todo lo que odio en una pelicula, que espantosa y que hipócrita y artificial. Y las dos ultimas de Eastwood tampoco me han interesado nada nada.

Eso si, lo que hablabamos en otro hilo, hay directores americanos muy interesantes, James Gray, por ejemplo, una de mis debilidades y del que en breve podré ver "Two lovers".

9:05 a. m.  
Blogger jesús cortés said...

A mí si me han gustado los dos últimos Eastwood, sobre todo "Gran Torino".
Es una película formidable y una vez más, como "Million dollar baby", asume riesgos (autoparodia, resolución, las escenas "familiares"...) impropias de un tipo con tan poco que demostrar ya.
Es un clásico y un rebelde y eso no lo es absolutamente nadie ya en el cine americano ni por separado.

11:58 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home