miércoles, octubre 08, 2008

Truffaut y Rivette entrevistan a Max Ophuls (2ª Parte)



Rivette y Francois Truffaut entrevistan a Max Ophuls (Cahiers du Cinema nº 72, junio de 1957). Segunda Parte

THE EXILE

Y asi fue como en el plazo de una semana, fui contratado para hacer "The Exile" con Douglas Fairbanks Jr. El mismo Douglas producia la pelicula y pude rodarla con la maxima libertad.

JR/FT: Y se nota.

MO: ¿De verdad? Yo tenia muy poca fe en esta pelicula. Douglas se convirtió en un gran amigo mio desde el mismo momento en que nos conocimos. Me contó que probablemente ésta no era el tipo de pelicula que la gente esperaria de mi, pero que los dos nos divertiriamos haciendola. Y de hecho, nos divertimos mucho, quizas demasiado, porque en muchas ocasiones me encontraba rodando escenas sin saber quien empuñaba una espada frente al otro, o preguntandome porque los dos estaban luchando, o matandose...La verdad es que la encontré complicada de seguir. Y creo que eso se ve en la pelicula, pero me diverti mucho trabajando junto a Fairbanks porque en la pelicula el interpretaba a un hombre divertido y relajado, con una imaginacion muy viva.


JR/FT: Y es probablmente la pelicula donde guarda una mayor reminiscencia de su padre.

MO: ¿Si? Su padre era una autentica figura de culto para el. Nos pasamos muchos fines de semana juntos visionando las viejas peliculas de su padre, y contaba muchas historias y anecdotas sobre el. Pienso que es una lastima que la tradicion de las peliculas de aventuras casi desapareciera con el sonoro.

JR/FT: Y tambien le gustaron los decorados: el paisaje holandes, el molino...

MO: Si. Los sets de "The Exile" fueron hechos por un hombre que nunca habia trabajado antes en el cine, perdone que no recuerde su nombre ahora, y que provenia del teatro. Algunos expertos le comentaron: -Pero señor, sus decorados son demasiado teatrales-. Y el replicaba timidamente, era pequeño y palido: - Bien, ¿y porque no?- Douglas tambien lo vio y yo creo que eso se nota en la pelicula. Durante el rodaje de esta pelicula, me empezó a gustar Hollywood. No es que tuviera prejuicios en contra de Hollywood, pero cuando no estas trabajando, no te gusta la ciudad o el pais en el que vives. Sin embargo cuando estas trabajando, especialmente cuando lo haces con personas que te gustan, encuentras la ciudad, Roma, Hollywood, Berlin o Paris, maravillosa. Y mientras todavia comprobaba los rushes por las tardes, empezaron a hablarme acerca de otro proyecto del mismo estudio: Carta de una desconocida.

CARTA DE UNA DESCONOCIDA



Gracias a un escritor amigo mio, cuyo nombre seguro que conocen, Howard Koch, se me abrieron las puertas de la oficina de Bill Dozier. Era el marido de Joan Fontaine y vicepresidente del estudio, asi que discuti el proyecto con él. Antes de que el proyecto se pusiera en marcha, teniamos que ganarnos la aprobacion del presidente de la compañía, Bill Goetz. El presidente no es precisamente el vicepresidente. ¡¡Ah, las jerarquias...! Sé lo dificil que resultaba arreglar una cita con él, sobre todo conseguir hablar con él con tranquilidad, ya que el telefono interrumpia continuamente. Sin embargo en los estudios habia unos baños turcos y consegui coincidir en un baño a la misma hora que el. Desnudos, bajo las duchas, le hable acerca de Carta de una desconocida. Le dije que yo era el unico director del mundo capaz de hacer esta pelicula, y él asintiendo, dijo simplemente: -¿Y porque no?-. Y asi fue como ocurrió.

JR/FR: ¿Se le dio absoluta libertad?

MO: Absolutamente. Habia por aquel entonces un guion que ya circulaba, pero tuve la libertad de reescribirlo completamente, junto a Howard Koch, para poder llevarlo por mi propio camino. Debido a que los jefes de los estudios eran muy desconfiados, organizaron un preestreno. ¿conoce los preestrenos? Los espectadores escriben en unas tarjetitas, lo que luego dará los resultados de lo que ocurrirá en el estreno. Teniamos muchas ganas de conocer los resultados, asi que esperamos a la salida del cine, bajo las señales de neon. Finalmente nos llegaron las primeras tarjetas. Uno de nosotros leyó una en voz alta. "¿Le gustó la pelicula?... No demasiado. ¿Entendio bien la historia?...No". El jefe de los estudios fue lanzando una tarjeta detrás de otra. Con cada, Si o No, me miraba encantado o decepcionado, aprobando o desaprobador. Estas tarjetitas suelen ser muy clarificadoras, como verá: -¿Cómo encontro la pelicula?...Terrorifica. -¿La pelicula se podia entender bien?...Muy bien. -¿Y el casting?...Brillante. -¿La musica?...Maravillosa. -¿Qué cambios sugeriria en el casting?...Es perfecto. -¿Qué opina del argumento?... Maravilloso. -¿Se podria identificar con los personajes?... Completamente. -¿Recomendaria esta pelicula a sus amigos?...Sin ninguna duda. -¿Sexo?...Hombre -¿Edad?... 9 años.

Fue una produccion bastante afortunada y he tenido pruebas de ello recientemente. Hace unas cuantas noches, Bill Dozier, que no habia vuelto a Europa desde hacia años, vino a Paris y me telefoneó. Como la mayoria de los americanos cuando estan de viaje, estaba en la cama, victima de la buena comida y eso que todavia no habia comido fuera del hotel. Me contó que la pelicula estaba teniendo una segunda carrera en television. Su carrera despues de su estreno habia sido mas bien insignificante: senti mucho que los productores, que se convirtieron en verdaderos amigos, no pudieran recuperar su dinero. Pero su recibimiento en Europa habia sido muy bueno, y ahora es una de las peliculas mas populares en la television americana. Es un fenomeno muy interesante: muchas peliculas intimistas fracasan cuando son estrenadas en el cine, pero funcionan muy bien en television.

JR/FT. Es exactamente lo mismo que le sucedió a las peliculas americanas de Renoir: "El sureño" y "Diario de una camarera".

MO: "El diario de una camarera" es una pelicula estupenda. Maravillosa.

JR/FT: Y tambien estan funcionando muy bien television.

MO: La gente que va al cine, quizás entra todavia pensando en el coche que han tardado en aparcar dando a lo mejor diez vueltas alrededor del cine. O se llevan al cine los problemas de la oficina, o siguen ocupados con la actividad de las calles antes de la pelicula. Puede ocurrir que no estén lo suficientemente relajados cuando se sientan en la butaca a ver una pelicula que les exige la mayor de las concentraciones. Mientras que en tu casa, en tu sillon, despues de una cena, con las luces apagadas, tu puedes conseguir esta concentracion y conseguir envolverte en la pelicula. Esto podria demostrarnos lo significativa que puede llegar a convertirse la television.

JR/FT: ¿Luego dejó usted la Universal?



MO: Si. Trabajé para la MGM. Hice "Caught", que me gusta bastante. Pero tuve dificultades con los productores en lo referente al guion, asi que la pelicula se desmadra en el final. Si, el final es realmente imposible, pero antes de esos diez minutos finales no es mala. Ayer recibi una carta de James Mason que me contaba que habia visto esta pelicula de nuevo en television; decia que habia encontrado toda la pelicula perfecta, excepto su propia interpretacion. En este momento esta produciendo una pelicula dirigida por Nick Ray, un gran amigo mio, un director que fue descubierto por John Houseman. A Mason le gustaria hacer una pelicula en Francia: le he recomendado a Becker como director. Mason me cuenta que filmaria en Francia con la condicion que su parte del trabajo sea algo rapido y que le sea pagado un buen salario. Y precisa muy seguro: -Por pagado me refiero que me paguen con dinero, y no que con mi salario se financie la pelicula, si hay todavia una compañía en Europa que no este arruinada y que sea lo suficientmente rica como para pagarme esa suma, entonces aceptare-.


JR/FT: Con "La Ronda" usted volvio a uno de sus escritores favoritos.

MO: Si, y hay algo muy hermoso en la vida del propio Schnitzler. Escribió "La Ronda" con 23 años y "Liebelei", con 40, cuando podria haber sido al reves. Pero si usted conoce su trabajo, entonces lo comprenderá. La Ronda es la oposicion del amor y su cinismo no es el fruto de una experiencia vivida. Pero con 40 o 45 años, Schnitzler siente nostalgia de la pureza, y eso debe ser porque (porque la ha experimentado), la pureza en Liebelei es algo genuino. Si hubiera escrito "Liebelei" con 23, la hubiera imbuido quizas de una melancolia demasiado romantica, mientras que con 40 años puede analizar su tema con una distancia necesaria. Es por eso que encuentro que La Ronda, a pesar del cinismo de alguien de 23 años, tiene una esplendida pureza y frescura; cuando el escribió esta obra, estipuló que no deberia ser representada. La habia creado para ser leida.

JR/FT: ¿Nunca fue representada?

MO: Si, pero mucho mas tarde. Ahora está siendo representada en America: gracias a la pelicula, la obra ha sido solicitada para ser representada. No hay maestro de ceremonias. Este personaje fue una invencion cinematografica mia.


(continuará)

Etiquetas:

1 Comments:

Blogger Shangri-la said...

Hola. Te invitamos a conocer nuestra revista sobre cine y literatura:

http://shangrilatextosaparte.blogspot.com/2008/09/shangri-la-n-6-mayo-agosto-2008.html

Un saludo.

6:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home