viernes, septiembre 07, 2007

Rois et Reine (2004), de Arnaud Desplechin



POR SERGIO:


Nueves meses después de la primera vez, creí que volver a recorrer los145 minutos de "Rois et reine" me darían mayor lucidez de por qué estapelícula me parece especial.


La he vuelto a ver esta tarde y sigo obnubilado tras ese largo finalen el que el personaje de Mathieu Amalric toma una decisión acerca delpequeño Elias. Conmovido quedaba yo por sus palabras, por la sabiduríade ese trastornado excéntrico, que quizás no lo esté tanto, quizássólo nos despisten sus formas histriónicas.


Y conmovido sigo por Nora, por los cuatro hombres a los que ha amado,por el rostro y la interpretación inolvidable de Emmanuelle Davos, ypor ese encuentro de "la paz".


Es un narración con infnitos meandros sorprendentes, la relación deNora con su padre, con su marido muerto, con Ismael (Amalric), con suhermana. La familia de Ismael, los conflictos de él con su abogado,con su psicoterapeuta negra, el personaje estupendísimo de Arielle lachina.


Puede que no todos interesen siempre, que a veces pueda parecer que lapelícula es "recortable" por exceso. Pero en el fondo creo que partede su emoción es introducirte a fondo en un cosmos tan propio, tansólido y tan particular que llegas a sentir como tuyo.


Y es que además ¿que tendrá ese look visual en scope, aparentemente realista, para hacer sentir que estás en un mundo único e intransferible, pero tan cercano y creíble?Yo no acababa de estar seguro que en este segundo visionado no fuera aperder parte de su chispa, pero me ha convencido y cautivadosobradamente como uno de mis títulos de cabecera del cine, sin específicar época, país o estilo.

---------------




POR SPOILER:


Gran película de Desplechin (la primera que veo de este director) donde mellama principalmente la atención dos cosas, por un lado como nos narra partede la historia por medio de flash-back demoledores (con secuencias tanbrillantes como la aparición de su marido mientras duerme) y su puesta enescena, con un manejo de la cámara nervioso, moderno y una utilización delencuadre nada caprichosa.

Por otro lado la cantidad de personajes de la película es tremenda y casitodos desarrollados con gran solidez, aunque principalmente la películase sustenta en tres, por una parte la gran protagonista Nora (EmmanueleDevos, magnífica, la mejor del reparto), personaje ambiguo con muchasluces y sombras. El excéntrico Ismael, que supone el segundo eje dela historia y finalmente el padre de Nora, fundamental, con una confesiónfinal post-morten tremenda. Después acompañan y desfilan secundarioscomo los hermanos tanto de Nora como Ismael (y la gran distancia queentre ellos existen), el hijo de Nora, los padres de Ismael, Arielle (lafragilidad personificada), el abogado....etc.

En definitiva, creo que estamos ante una de las mejores obras del cinegalo de los últimos tiempos, aporta aires de innovación, frescura, conbuen guión y reparto.

A FAVOR: Dirección atrevida con un guión muy trabajado.

EN CONTRA: El epílogo final, me sobra, no aporta nada y solose dicen banalidades.


-------------------



POR SIRE:

La revisé para escribir algo sobre ella, pero los dias pasaban y la verdad es que no encontraba el tiempo para hacerlo. Revisarla ha supuesto un nuevo placer, quizas mayor que cuando la vi por primera vez, porque he podido disfrutar mucho más algo que me llamó la atencion cuando la vi: la agilidad de la estructura de la peli, que va del presente al pasado en forma de flashbacks con una naturalidad de lo mas eterea, transparente y fresca y con algun personaje surgido de los sueños que es una genialidad. Hay una linea muy sutil, indivisible entre el presente y el pasado y la peli fluye y fluye con un ritmo despiadado en momentos, y mas calmado en otros, pero sin decaer nunca, cosa por otra parte dificil en una peli tan larga.


Rois et Reine cuenta el encuentro de una pareja que han vivido juntos durante varios años y ahora en el presente no tienen ya absolutamente nada en comun. Nora (Emanuelle Devos) es una mujer de exito con un hijo, a punto de casarse con un hombre de exito y muy "chic". Ismael (Matthieu Amalric) es un musico en crisis personal y profesional que cuando empieza la peli está ingresado en un hospital psiquiatrico, segun él, por un error judicial o conspiracion paranoica de alguien. Desplechin se pasa la primera parte de esta maravillosa pelicula trazando dos historias paralelas e independientes, las vidas de Nora e Ismael por separado y lo que ha sido de ellos. Más tarde y durante un momento traza un encuentro entre ellos, Nora necesita a Ismael porque la enfermedad de su padre le hace darse cuenta que independientemente de que vaya a casarse con un señor muy importante y de exito, quiere que Ismael adopte a su hijo... a punto de desaparecer el pilar de su vida y de la su hijo, su padre (Maurice Garrel que grande que es), quiere que el otro pilar en la vida de ambos, osea Ismael, se haga visible. Las fuerzas de Nora flaquean y entra en crisis y e intenta agarrarse a un Ismael que tambien está en crisis, la vida misma :-))



Es una pelicula maravillosa por muchas cuestiones pero la mas importante quizas porque los dos personajes centrales, Nora e Ismael, son tan universales y tan fascinantes que a mi me consiguen seguir emociando imagino que cuantas veces vea esta peli. Cualquiera de nosotros podria reconocerse en Nora y en Ismael, sus lados oscuros y sus lados mas transparentes y la forma que elige Desplechin para contarnos esta etapa en la vida de ellos es de lo mas certera, creo. Comedia algo loca por momentos, melodrama intenso en otros, con instantaneas intimas que te llegan al alma, esta es para mi una de las grandes peliculas que ha ha dado el cine en los ultimos años.



2 Comments:

Blogger jesús cortés said...

Estoy de acuerdo en que una de las mejores películas de los últimos años. He podido ver casi todas las de Desplechin (me falta lógicamente "Un conte de Noel" y también "La vie des morts") y me parece uno de los mejores directores del mundo en la actualidad. "Rois et Reine" me parece tan buena como lo mejor de Claire Denis, Jean Claude Brisseau o el niño prodigio Jerome Bônnell.

10:47 a. m.  
Anonymous Sire said...

De Jerome Bonnell he visto solo "Le chignon d´Olga" que me encantó, cuentame algo mas de sus otras pelis si las has visto y recomiendame alguna mas :-)))

2:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home